Bikinis y bañadores

edu va a comer mortadela valle

Bienvenidas a una de nuestras sección top, la de bikinis y bañadores. Y es que, aunque sabemos que sólo nos los ponemos para ir a la playa o piscina en verano, es una regla fundamental no repetir modelo. Y ahora no me vayas a decir que tú eres de las que repite dos días seguidos el mismo traje de baño, porque ¡no nos lo creemos amiga!

En Hawaii, podrás comprarte también algún bikini o bañador, pero a veces los precios son un poco más elevados que los de aquí, y son prendas que es mejor llevarlas en la maleta al planear tu viaje para evitar sorpresas desagradables al llegar y visitar una tienda local.

¿Cómo elegir entre bikini o bañador?

Quizá, los bikinis sean más sexis, pero igual menos cómodo para algunas, y sin embargo, otras con ellos nos encontramos súper cómodas. Además, los bañadores son más fáciles de llevar según alguna hawaiana consultada, pero a nosotras nos parecen más incómodos. Aparte, a nosotras que nos gusta llevar traje de neopreno para practicar surf, nos es más cómodo llevar bikini que bañador, pero son gustos personales.

Conclusión: ¡para gustos los colores!… aquí te dejamos una colección de bañadores y bikinis con mucho color que no te va a dejar indiferente.

Bikinis y bañadores en Amazon para ti

Orígenes del bikini

Ya sabeis que nos gusta investigar y contaros cosas que nos parecen interesantes. Pues bien el origen del bikini llamado como tal, se remota al año 1946 cuando el diseñador Luis Réard sacó a la luz la nueva prenda de baño, desconocida hasta el momento, ya que antes sólo se usaban bañadores como traje de baño, ya que la moral de la época impedía mostrar tanto nuestro cuerpo (menos mal que no nacimos en estos tiempos hawaiana…).

El nombre “bikini”, se lo puso en honor al atolón Bikini de Polinesia que acababa de ser destruido por pruebas nucleares llevadas acabo por Estados Unidos. Debido a estas pruebas, el atolón quedo muy destruido, especialmente su vegetación que quedo prácticamente desnuda y el gran Réard aprovechó para protestar de este modo tan original. Curiosa anécdota, ¿verdad?